Obama utiliza unas cervezas para limar una polémica racial


Invitó a la Casa Blanca al profesor negro y al policía blanco que lo detuvo.

Tratando de calmar el acalorado debate racial que se vive en Estados Unidos, el presidente Barack Obama invitó ayer a compartir unas cervezas en la Casa Blanca al académico afroamericano Herny Louis Gates y al sargento Jim Crowley, quien detuvo al anterior.

«Esta es una una buena ocasión para que dos personas con distintos puntos de vista se sienten y conversen», aseguró Obama antes de la «cumbre de la cerveza», como la calificó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs

El profesor de la Universidad de Harvard y el policía habían protagonizado el pasado día 16 un conflicto que adquirió tono racial. Todo comenzó con la detención de Gates en su propia casa después de que una vecina alertara de que un hombre estaba intentando robar. Gates se había olvidado la llaves y solo pretendía forzar la puerta de su domicilio. Al llegar el agente, el académico fue arrestado por un delito de desorden público tras una discusión acalorada entre ambos.

«Acto estúpido»

Este hecho fue calificado por Obama de «acto estúpido de la policía».

Estas declaraciones, muy alejadas de la sensatez que siempre han caracterizado al mandatario demócrata, volvieron a encender la llama de la discordia en EE.UU., especialmente después de que las fuerzas del orden aseguraran que fue Gates quien provocó su detención al mostrarse violento.

El incidente generó un intenso debate nacional sobre si la policía estereotipó a un hombre negro como un potencial criminal, solo en base a su raza.

«Creo que los dos implicados reaccionaron mal ante la situación», rectificó después Obama, para también reconocer que «seguramente me podía haber expresado de otra manera».

Su opinión era compartida ayer por al menos un 49% de los estadounidenses, para quienes el presidente cometió un error al pronunciarse sobre el asunto sin tener toda la información.

Entre los que piensan que Obama se equivocó, está el cómico Bill Cosby: «No entiendo cómo el presidente puede hablar de un tema del que no tiene todos los datos».

Cosby es una de las voces más críticas con la comunidad afroamericana, a la que en más de una ocasión acusó de «vivir en el victimismo».

En cambio, el profesor afroamericano Clarence B. Jones, antiguo colaborador de Martin Luther King, se mostró partidario de la reconciliación promovida por el presidente: «Los problemas solo se solucionan sentándose a hablar, y eso es lo que va a hacer Obama».

Y aunque «la cumbre de la cerveza» transcurrió en un tono relajado, sus protagonistas no compartieron marca. Obama es fans de Bud Light, mientras que Gates prefiere Red Stripe y a Crowley le gusta Blue Moon.

La cuarta persona en discordia, Lucía Whalen, la testigo que alertó a la policía del incidente, no fue invitada a la Casa Blanca. Su abogada, Wendy Murphy. se deshizo en diplomacia: «No sé, tal vez sea una cosa solo para hombres». Pero ella quiere dejar claro que alertó de que una persona, no un «negro», intentaba entrar en el inmueble.

Fuente: lavozdegalicia.es

Blogalaxia Tags , , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s